viernes, 7 de diciembre de 2012

Limpieza facial extra o profunda

¡Buenos días!

Me tocaba limpieza facial profunda, ¡ya era hora! Que tenía los puntos negros como los cráteres de la luna jajajaja

No siempre me realizo la limpieza de la misma forma, me gusta probar diferentes maneras, así que cada vez que la haga os publicaré una entrada para que probéis si os apetece.

En esta ocasión he utilizado lo siguiente:

Cepillo facial, este es de Carrefour
Limpiador al agua de Yves Rocher Pure Calmille con camomila bio
Jabón Lagarto (Si, podéis alucinar, o no, y criticarlo, o no... ;))
Garnier Pure 3 en 1
Mascarilla Aldo Valdini termal de hiedra y tierra medicinal
Tiras limpiaporos de Loreal Pore Purity Strip
Una toallita pequeña



Lo primero que hice fué mojar la toallita y meterla en el congelador dentro de un cuenco. Os cuento que lo hice así, pero no os recomiendo, si lo hacéis, en vez de en el congelador metedla en frigorífico nada más o simplemente en un cuenco con agua y hielos, porque fué muy divertido despegar la toalla del cuenco e intentar desdoblarla congelada, al final tuve que mojarla un poquito para que recuperase su condición de toalla jajaja

Bueno, ahora la limpieza en si, comencé eliminando cualquier atisbo de suciedad de la cara, para ello he utilizado dos jabones, el primero que uso, y que es un jabón que crea polémica cuando se usa para el cuidado facial o corporal, es ese trocito de jabón que veis en la foto, ese que está sobre la toallita…. Pues sí, es jabón Lagarto. ¡OH MY GOD! Yaaaa lo sé, hay de todo por la red, desde acérrimas defensoras a detractoras totales. 

En este caso en concreto diré que ESTO NO ES UNA RECOMENDACIÓN DE USO, seguramente va a ser el único producto del que os voy a hablar pero que ni recomiendo ni dejo de recomendar, simplemente es un paso que os lo cuento porque lo hago, lo uso bajo mi responsabilidad y solo os cuento MI experiencia. Llevo utilizándolo muuuchos años, y me va bien, me deja perfecta la zona T en cuanto a grasa y granitos, y mantiene a raya las manchas, lo utilizo también en la parte alta de la espalda y hombros, igualmente por el tema de los granitos, también diré que si tuviese la piel seca creo que no lo usaría, y que me hidrato muy bien la piel después de usarlo. Aclarado esto, continúo. 

Lo que hice fué humedecer el cepillo facial, frotarlo contra el trocito de jabón y pasarlo a círculos por la piel, haciendo hincapié en la zona T y en la zona de las pecas y manchas y evitando el contorno de los ojos. Lo aclaro con agua templada.

Hago lo mismo con uno de mi imprescindibles, no lo cambio por naaaada del mundo, es el limpiador al agua de Yves Rocher Pure Calmille, he puesto un poquito del limpiador en el cepillo facial previamente humedecido y lo he pasado por la cara igual, con movimientos circulares, evitando el contorno de los ojos. En este caso como no estaba maquillada con la espumita que tenía ya en la piel y una lentejilla más de producto me he lavado la cara con las manos, en este caso, ya si, limpiando también los ojos y he aclarado con agua templada.

Con la piel húmeda paso a aplicar el exfoliante de Garnier, es un tres en uno, pero para esta limpieza solo lo usé como exfoliante, puse la cantidad de una avellana, más o menos, en las manos, la extendí por la cara haciendo un ligero masaje rápido y terminé de usarlo de la misma manera que el limpiador, con el cepillo y con movimientos circulares durante un par de minutos, sobre todo en la zona T y aclaro con agua templada.

Ahora lo que yo haría en otras ocasiones es aplicar vapor para abrir los poros al máximo, pero esta vez he probado una mascarilla térmica. Es la primera vez que uso una mascarilla de este tipo, me daba reparo porque tengo la piel bastante sensible y temía demasiado calor o alguna reacción adversa, pero la vi en Carrefour por poco más de 1€ y por ese precio era la ocasión perfecta para probarla. Seguí las instrucciones del envase, sobre la piel limpia se aplica la mascarilla, realizar un masaje y dejar actuar 5 minutos. Es un calorcito bastante agradable la verdad. Pasados los 5 minutos la aclaré con agua calentita, que no quería cerrarme los poros ni un poquito.

Luego me puse la tira para la nariz, antes de hacerlo apreté un poquito la nariz con los dedos, envueltos en pañuelos de papel para no dañar la piel, para sacar un poquito la cabeza de los puntos negros y que la tira los extraiga mejor. Me puse la tira como indica en el envase, con la zona bien húmeda y tras 15-20m adiós puntos negros.

Ahora viene el momento toalla helada. Una vez limpios hay que cerrar los poros, y mi piel no aguanta los tónicos, todos los que he probado me irritan, escuecen y enrojecen la piel, así que prefiero el agua muuuuuy fría. Como os contaba al principio, al conge que me fui a por la toallita y lo que saqué fue un bloque rígido inmanejable, la moje un poquito y con todo el valor del mundo y sin pensarlo mucho, me la puse cubriéndome tooooda la cara, tras el primer shock y gritito de rigor, mantuve la toalla un par de minutos, la piel se terso, yo diría que más bien la pobre se acojonó jajjajaja y los poros quedaron biiiien cerraditos.

¡Y ya está! Piel limpita :D Me dí mis cremitas, esta vez me apliqué serum, el que tuve que dejar de utilizar de Elizabeth Arden, contorno de ojos de Yves Rocher, justo lo estoy probando hace unas semanas, cremita, la antirojeces de Yves Rocher y en las manchas la antimanchas de Deliplús.

De todos los productos que he usado no os he contado mucho detalle ni precios porque esta entrada solo era de como he echo la limpieza, en breve subiré entradas de cada uno de ellos más en detalle.

Y vosotras, ¿os hacéis la limpieza en casa? ¿Cómo? ¿O preferís ir a un centro de belleza?
¡Contadme cosas! Por mi parte espero que esta entrada os haya gustado y sido útil. 
Gracias mil por leerme :) Besotes

3 comentarios:

  1. El otro día leí en algún sitio que como exfoliante se puede usar zumo de limón con azúcar. Y como tónico, zumo de limón rebajado con agua. Lo quiero probar así que ya te contaré. Como peeling corporal uso a veces aceite vegetal (girasol casi siempre por precio) con sal, aunque después leí que mejor con azúcar. Lo mismo, cuando lo pruebe te cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El limón es genial para las pecas y manchas de la piel! :)
      Como exfoliante corporal, en vez de con aceite, yo prefiero mezclar el azúcar con el gel, así huele como quieres, pero con aceite genial también, te haces un 2x1, exfolias e hidratas.
      Una mascarilla para la cara suuuuper nutritiva y para las manchas, es mezclar crema Nivea, la de toda la vida de la lata azul, con zumo de limón y aplicarla durante 15-20 minutitos.

      Eliminar
    2. La nivea esa es que no me gusta nada, solo la uso para las manos y los codos. De nivea uso, bueno usaba, la sotf que es un bote pequeñito blanco pero lo mismo, terminé usándola para manos y codos.

      Eliminar